ANCESTROS SAS

Ancestros

Beneficios de un hogar geriátrico

La vejez y el hogar geriátrico

Hablemos de la vejez y los beneficios de un hogar geriátrico.

Parece existir una especie de pacto silencioso sobre la vejez, pues poco nos gusta hablar del envejecimiento y todo lo que implica la tercera edad. ¿Cómo es que algo tan humano y cotidiano parece escapar a la discusión, el diálogo? Tal vez sea su estrecha relación con asuntos aparentemente negativos en la sociedad como la enfermedad, el cansancio, la pérdida de habilidades y energía. Así mismo, su cercanía a la muerte que, dicho sea de paso, también parece aterrorizarnos como si no fuera apenas otro ciclo de la vida.

¿Cuál es la relación con la vejez?

Por mucho tiempo se mantuvo un paradigma del abuelo o persona mayor como símbolo de sabiduría y conocimiento, contador/a de historias en la tribu. Además de ser un conocedor de plantas medicinales y, aún hoy, parece persistir un poco esa visión. Sin embargo, con el pasar de los años, con las renovaciones y tecnologías en boga, pareciera que el adulto mayor ha quedado relegado. Puede decirse que en una tercera o cuarta categoría, al interior de las sociedades modernas. La persona mayor no se logra adaptar a la sociedad o, más bien, la sociedad no adapta los nuevos ritmos, herramientas y tecnologías para ellos.

¿Cómo los vemos ahora?

Algunas veces parece que caemos en el error de infantilizarlos, de reducirlos tal vez a una visión tierna y limitada de sí mismos. Asimismo, despojamos su voz y voto en pro de su cuidado o no dejamos que expresen su independencia por terquedad o miedo. Lo cierto es que no entendemos la vejez. No la entendemos ya sea por miedo, ignorancia, o porque el cariño hacia un familiar de la tercera edad parecer nublar nuestro juicio. Es así que, como hijos, nietos, hermanos, nos equivocamos y condenamos a las personas mayores a un trato injusto, malas decisiones y quizá mucho sufrimiento.

En Europa ya han caído en cuenta del error generacional y han creado una política pública en torno al cuidado y manejo del adulto mayor. Se convierte en una decisión que retoma a la persona como elemento central. Además, lo reconoce como individuo libre y autónomo, le presta cuidados y alternativas SIN sobreprotegerlo NI borrar su capacidad de decisión e identidad.

¿Cómo lo logramos aquí?

Según datos del DANE, a 2021 en Colombia, hay 7’107.914 personas mayores de 60 años. Los modelos actuales de familia de hoy (que por diversos motivos no es tan grande como la de antaño), el relevo generacional está algo desequilibrado. En dicho caso, cada vez envejecen más personas de las que nacen. Esto, a la larga, se traduce en un problema de mano de obra y capacidad económica de un país. Europa, tras las guerras, hambrunas y enfermedad, ya asistió a este déficit de relevo generacional y aún más con la nueva tendencia de familias nucleares. Este tipo de familia son cada vez más pequeñas y por ello se tuvo que tomar medidas para contrarrestar el efecto. Asimismo, estímulos de migración, estímulos para vivienda y conformación familiar, entre otras, todo esto sin dejar de lado ni descuidar a las abuelas y abuelos.

Situación de Europa y Norteamérica

Tal parece que en Europa y Norteamérica existe una tendencia mayor a planificar la vejez. En la misma línea, se toma conciencia y agencia sobre esta etapa de la vida. Además, se busca afrontar y mitigar efectos indeseados en quienes aman o en ellos mismos. Aproximadamente entre el 10-15% de las personas mayores en Europa viven en una institución de cuidado para el adulto mayor.

Situación en Colombia

Por otro lado, en Colombia, es el caso de menos del 2% de esta población. Sin embargo, no hay que ceder al pesimismo. Es por ello que Colombia, en los últimos años, ha decidido apostar por una visión diferente de la vejez, desafiando tabúes y desinformación. Poco a poco son más los hogares geriátricos en el país, en especial el crecimiento de hogares geriátricos en Bogotá. Así mismo, los centros de cuidado integral para el adulto mayor. Aunque falta aún pulir muchos aspectos y lograr consolidar toda una política pública alrededor del adulto mayor, estamos mejorando.

Buscando una vejez digna

En una sociedad donde los retos son cada vez más significativos, el tiempo y dinero limitados, suelen venir preguntas cuando de vejez digna se trata. Cada persona visualiza esta etapa de una forma diferente. Al contrastarlos con la realidad de nuestros tiempos, debe existir un balance justo entre lo soñado, lo posible y lo realista. No se trata de renunciar a aquello que nos va a procurar una vejez tranquila, digna y responsable. Se trata de planificación, investigación, sentido de equilibrio y conciencia del proceso para lograrlo. Sea para nuestros padres, abuelos o incluso para nosotros mismos en una etapa posterior, la planificación e información se vuelven aliadas importantes. La voluntad de optar por un hogar geriátrico para nuestros adultos mayores es muy importante. Es algo que se debe tomar con la paciencia, el tiempo y el conocimiento necesario.

Porque entendemos que es una decisión importante para la familia, hoy en Hogar Geriátrico Ancestros intentaremos desglosar los beneficios de un hogar geriátrico. Además, cabe preguntarnos un poco: ¿Cuándo es el momento de buscar un hogar geriátrico para mi abuelo, padre o hermano? y ¿Cómo elegir el hogar geriátrico ideal para mi abuela, madre o hermana?

¿Cuándo buscar un hogar geriátrico?

No está de más tener claro que un hogar geriátrico en Colombia o un hogar geriátrico Bogotá no es ideal para todo adulto mayor. No es siempre la decisión ideal para nuestros padres, nuestros abuelos o incluso nosotros mismos. Para que un adulto mayor pueda disfrutar y gozar verdaderamente de los beneficios de un hogar geriátrico, debe tener en cuenta:

  • estadías de día o centros día para adultos mayores
  • enfermería y/o ayuda en casa a tiempo parcial o tiempo completo
  • cuidador y/o familiar a tiempo parcial o tiempo completo

Asimismo, para emprender la búsqueda de un hogar geriátrico en Bogotá o en el país, la familia debe contar con información necesaria, oportuna y neutral. Esto con el fin de analizar las herramientas y datos necesarios que permitan opinar y decidir conjuntamente.

Por otro lado, vale la pena tener claro que existen mitos, tabúes y creencias de la cultura popular en nuestro país que limitan la capacidad de tomar una decisión informada como, por ejemplo, creer que optar por un hogar geriátrico para un familiar es una forma de “abandonarlo”, cuando en muchos casos es todo lo contrario: es la mejor forma de brindarle apoyo, cuidado y demostrar amor.

Derribando mitos y malas creencias sobre un hogar geriátrico

Para derribar esta clase de creencias limitantes, hay que tener presente que el hogar geriátrico es un centro de cuidado integral de la salud para el adulto mayor, con personal capacitado y especializado 24/7 para atenderle en caso de emergencia, con disponibilidad de equipos de enfermería y terapia física/ocupacional, con presencia y compañía de otros adultos mayores con quiénes podrá compartir, socializar y realizar actividades. Un buen hogar geriátrico NO es una alternativa de encierro o cautiverio, ni un lugar de maltrato para el/la abuelo/abuela, con lo cual las visiones y mitos anteriormente mencionados, son completamente falsos.

Un buen hogar geriátrico velará por la salud integral, cuidado, preservación de la identidad y autonomía del adulto mayor, por ello, de ninguna manera, es una forma de abandono o desatención.

Llegados este punto es necesario evaluar previamente el estado de salud integral del adulto mayor, para lo cual conviene hacerse las siguientes preguntas relacionadas con su personalidad, estado psicológico, anímico y síntomas físicos relevantes:

  • ¿La persona mayor puede valerse aún por sí mismo?
  • ¿Tiene alguna enfermedad crónica grave además del deterioro normal a causa del envejecimiento?
  • ¿El adulto mayor sufre o ha sufrido de episodios psicóticos, de depresión o algún trastorno psicológico?
  • ¿El/la abuelo/abuela siente un apego importante por su casa, objetos, su ambiente familiar y/o personas?
  • ¿La persona mayor desde su etapa de envejecimiento suele ser una persona independiente o dependiente?

Y, en caso de familiares y/o cuidadores, vale la pena cuestionarse:

  • ¿Me he informado respecto a la cantidad de opciones para el cuidado del adulto mayor?
  • ¿Tengo el tiempo y las capacidades para atender integralmente a la persona mayor?
  • ¿Sé responder ante emergencias y posibles accidentes durante el cuidado de la abuela/abuelo?
  • ¿Estoy estable emocionalmente para hacerme cargo del adulto mayor?
  • ¿He hablado con la persona mayor y está de acuerdo con las decisiones que voy a tomar respecto a su cuidado?
  • ¿Sé cuál opción es más viable económicamente para el/la abuelo/abuela y para mí?

En casos más severos:

  • ¿Hacerme cargo de la persona mayor me ha traído inconvenientes en otras áreas de mi vida?
  • ¿Estoy en negación de buscar ayuda especializada para el adulto mayor?
  • ¿Estoy generando un apego poco saludable con el/la abuelo/abuela?
  • ¿Pienso que buscar un hogar geriátrico es sinónimo de “abandonar” a mi familiar?

Las combinaciones posibles para optar por un hogar geriátrico pueden ser:

  1. El adulto mayor tiene diagnósticos como Alzheimer, Parkinson, Diabetes, Esquizofrenia, Epilepsia, pérdida total de audición, trastornos severos del sueño, demencia senil
  2. La persona mayor tiene restricciones de movilidad y/o una discapacidad física por accidente o deterioro en extremidades superiores o inferiores
  3. El abuelo conserva o quiere conservar su independencia, conscientemente lo decide pues quiere compartir con otros de su edad y no quiere que su cuidado recaiga en la familia
  4. El adulto mayor vive solo en el país, sus hijos y posibles acudientes viven en el exterior y un cuidado a tiempo parcial no es suficiente ni de confianza para su familia
  5. La persona mayor no se siente bien en casa, ya sea porque comparte vivienda con niños, mascotas y/o agentes que le generan estrés, irritabilidad, incomodidad como: zonas residenciales ruidosas, zonas de difícil acceso (muchas escaleras, lugares estrechos), poco espacio, poca luz.
  6. El adulto mayor ha expresado en varias ocasiones que se sentiría mejor en un asilo, ancianato, hogar geriátrico
  7. La persona mayor disfruta de compartir con otras personas de su edad

Según las respuestas a las anteriores preguntas, la disponibilidad económica y lo conversado en familia (recordemos que esta decisión es importante consultarla con cada miembro de la familia con igual acceso a la información) es hora de buscar el hogar geriátrico ideal para el adulto mayor

¿Cómo elegir el hogar geriátrico ideal?

Entre los beneficios de un hogar geriátrico lo primordial es velar por el beneficio de la persona mayor, así que debemos aclarar que si bien para algunos casos de enfermedades y patologías severas (Alzheimer, Parkinson, Demencia Senil, Epilepsia, Esquizofrenia), adultos mayores de 80 años (+80), abuelas y abuelos solos en el país, adultos mayores independientes que planificaron su vejez, su mejor opción resulta ser un hogar geriátrico, se debe escoger uno ideal, de acuerdo a las necesidades y requerimientos específicos del adulto mayor, teniendo en cuenta la cartera/portafolio de servicios de los diferentes hogares geriátricos en Colombia, con criterios como: personal médico y de enfermería, terapias, infraestructura, esparcimiento, encuentros con la naturaleza, ambiente social, trabajo grupal, enfoque en envejecimiento activo, recreación y lúdica.

Recuerda que un buen hogar geriátrico no es solo un lugar de estadía para las personas mayores sino también un espacio que le permite seguir desarrollándose integralmente como persona, con estrategias, ayudas médicas, terapéuticas y psicológicas para su calidad de vida, preservación de su identidad y dignidad en la vejez.

Con esta información detallada y clara, Hogar Geriátrico Ancestros espera brindarte apoyo en la toma de esta decisión tan importante para tu familia. Para ello puedes fijarte en que tus opciones de hogares geriátricos cumplan con estos parámetros:

  • Licencias de funcionamiento, permisos y certificaciones (Secretaría de Salud)
  • Aprobación de supervisión periódica (Secretaría y Ministerio de Salud, Secretaría de Integración Social)
  • Personal capacitado (médicos geriatras, enfermeras, nutricionista, psicólogos, terapeutas)
  • Seguridad y vigilancia garantizada 24/7
  • Logística
  • Protocolos definidos para atención de emergencias (infartos, accidentes, caídas, hospitalizaciones)
  • Localización
  • Infraestructura adecuada (rampas, barandas, apoyos)
  • Limpieza y desinfección
  • Alimentación y dieta adecuada
  • Enfoque en envejecimiento activo (actividades grupales, lúdicas, esparcimiento, excursiones)
  • Evaluaciones cognitivas y funcionales periódicas al adulto mayor
  • Terapias y rehabilitación óseo-muscular
  • Testimonios de otras familias, historial de recomendaciones
  • Cerco epidemiológico, medidas y protocolos covid-19

Debes realizar una búsqueda intensiva, llamar, preguntas, visitar, involucrarte en el proceso de selección, pues también de ello dependerá el cuidado y la calidad de atención que recibirá esa persona que tanto amas.

Una vez tengas opciones, nombres claros de hogares geriátricos en Colombia que puedan ser ideales para el adulto mayor, es hora de saber cuáles son los beneficios que traerá a su vida la estadía en hogar geriátrico de calidad.

Beneficios de un hogar geriátrico

Para esclarecer los beneficios de un hogar geriátrico es necesario entender que, aunque sabemos que dejar a la familia y vivir en un nuevo entorno puede llegar a ser algo estresante para el adulto mayor y también para sus familiares/cuidadores, esta nueva etapa en la vejez tiene muchos beneficios y cosas positivas a resaltar. La nueva experiencia estará llena de personas calificadas y dispuestas para su cuidado 24/7, instalaciones adecuadas para sus necesidades de movilidad, comodidad, un entorno saludable de limpieza y desinfección, cuidados básicos de enfermería diarios, terapias y rehabilitación muscular, socialización con personas en la misma etapa de vida, posibilidad de involucrarse activamente en manualidades, actividades de ejercicio y recreación, esparcimiento, entre otras.

7 beneficios de un hogar geriátrico:

  1. Antes que nada, vale la pena decir que la estadía no tiene por qué ser permanente. El adulto mayor, si así lo desea (y su familia), puede volver a su domicilio cuando quiera. Recordemos que siempre lo primordial es la tranquilidad y salud del adulto mayor. 
  2. La supervisión permanente y atención médica 24/7 hará que la estadía en el hogar geriátrico garantice preservar la salud e integridad de la persona mayor.
  3. El hogar geriátrico busca a través de la atención personalizada, seguimiento de la historia clínica y diversas estrategias, que el adulto mayor conserve el mayor grado de autonomía e independencia posible.
  4. El/la abuelo/abuela puede recibir las visitas que desee de amigos, familiares y personas cercanas que alimentan su ánimo y disposición.
  5. Recordemos que la estadía en un hogar geriátrico no incluye solo el alojamiento, hay todo un portafolio de servicios enfocados a la salud integral del adulto mayor que puede beneficiar sus habilidades cognitivas, motoras, físicas, sociales, psicológicas y emocionales.
  6. Existe todo un cronograma de actividades ocupacionales y culturales enfocadas a adulto mayor para el goce y tranquilidad en la estadía dentro del hogar geriátrico.
  7. Al involucrar a las/los abuelas/abuelos en diversas actividades culturales, de esparcimiento y excursiones guiadas, el hogar geriátrico impulsa su participación activa en la sociedad.

Beneficios extra:

  1. El personal del hogar geriátrico realizará actividades y ejercicios guiados, estrategia especializadas y enfocadas a preservar la claridad mental, recordar episodios, momentos y vivencias, con el fin de prevenir en lo posible la demencia senil y/o enfermedades con el Alzheimer.
  2. Entre los beneficios de un hogar geriátrico, podemos encontrar que son lugares de tranquilidad, porque el personal sabe lo sensible que se puede ser con la edad a estímulos fuertes como la contaminación, el ruido, la luz. Los hogares geriátricos cuentan con espacio suficiente para albergar a las personas mayores, con entornos agradables, adecuados para su movilidad, capacidad y disfrute. 
  3. Aunque nunca se está exento al 100% de algún accidente o caída, en un hogar geriátrico el adulto mayor es menos vulnerable a caídas severas o accidentes de gravedad, pues está supervisado y según su movilidad acompañado por personal idóneo y, en caso de ocurrir, el personal tiene un protocolo específico para accidentes o caídas, atendiendo rápidamente dicho imprevisto.

Regala una vejez digna a quién amas

Ahora que sabes todo esto, es hora: puedes planificar muy bien la vejez de quiénes amas, ayudarlos a tomar mejores decisiones aún si no han llegado a la tercera edad. Esta puede ser una gran oportunidad, un llamado para que tú también hagas lo mismo por ti en un futuro. Planificar tu vejez o la de tu familia, informarte, ahorrar y/o adquirir los servicios en el hogar geriátrico de tu preferencia. Todos merecemos una vejez digna y tranquila, seguir disfrutando de manera autónoma esta última etapa de nuestras vidas, al cuidado de expertos que se asegurarán de prepararnos física, mental y emocionalmente y acompañarnos en este viaje.

Recuerda que investigar de manera oportuna, conocer las posibilidades, servicios y entidades para tomar una decisión informada, puede hacer la diferencia en la vejez de quiénes amas o la tuya. Cambia el rumbo y regala o regálate una vejez digna. Sigamos transformando la sociedad hacia una política de cuidado, respeto y amor hacia el adulto mayor.

Beneficios de un hogar geriátrico - Ancestros

Ancestros

El Hogar Geriátrico Ancestros, ubicado en el barrio Modelia, en una zona tranquila de la ciudad de Bogotá D.C, con más de 10 años de experiencia en el cuidado integral de la salud del adulto mayor, es el lugar ideal para regalarle una vejez digna quienes amas.

Con enfoque en el envejecimiento activo, el Hogar Geriátrico Ancestros vela por conservar la autonomía e identidad de las/los abuelas/abuelos, haciéndolos partícipes de actividades lúdicas, ejercicios grupales, recreación y juegos, todo esto sin descuidar las diferentes patologías presentes en los adultos mayores.

El Hogar Geriátrico Ancestros procura la vejez digna, sana e independiente, brindando momentos de socialización, convivencia, esparcimiento y generando actividades con el fin de hacer sentir útiles, activas e importantes a las personas mayores.

Llámanos en Bogotá al fijo: 217 75 06 o al celular: 301 649 3847, nuestro personal administrativo estará para guiarte y atenderte en esta toma de decisión.

Recuerda que puedes programar una visita para asegurarte de que Hogar Geriátrico Ancestros es el mejor aliado de la salud integral de aquellos a quienes amas.