CEL: 301-6493847 FIJO: 4107631
¿POR QUÉ REHABILITACIÓN GERIÁTRICA Y NO EJERCICIO SIMPLEMENTE?

¿POR QUÉ REHABILITACIÓN GERIÁTRICA Y NO EJERCICIO SIMPLEMENTE?

La fisioterapia geriátrica es la estimulación a partir de técnicas especializadas de fisioterapia para adultos mayores, en los que el proceso involutivo de la edad puede traer consigo diagnósticos patológicos que conllevan a la disminución de capacidades funcionales.

Los adultos mayores presentan mayores deterioros en su capacidad física y cognitiva con el paso de los años, todas estas patologías son propias del envejecimiento y debilitamiento físico.

Debido a las características particulares de funcionabilidad en la población adulta mayor, se debe trabajar de la mano de un equipo especializado y profesional de terapeutas y médicos quienes conformen los cronogramas de ejercicio debidamente preparados en fisioterapia y rehabilitación. A partir de un diagnóstico inicial se determinan las capacidades físicas de los abuelos y se pueden asistir correctamente de acuerdo a sus particularidades.

La finalidad de una correcta estimulación física se encuentra en proporcionarle bases de prevención, mantenimiento o correctivas al adulto mayor, en donde prime la independencia funcional de los abuelos y por ende lograr una mejor calidad de vida con bienestar.

Se deben tener principios básicos de rehabilitación para el adulto mayor, independientemente de su proceso médico, los cuales son una medida universal para la tercera edad:

·         Valorar, mantener y/o aumentar la máxima movilidad articular

·         Mantener o mejorar la independencia en Actividades de la Vida Diaria.

·         Valorar, mantener o aumentar la fuerza muscular

·         Lograr un buen patrón de marcha y equilibro.

·         Valorar postura y aplicar ejercicios claves para mejorar los problemas que encontremos.

·         Hacer un historial de caídas y valorar barreras arquitectónicas de la casa que contribuyan con ello para hacer los cambios respectivos en el hogar o donde se desenvuelva el adulto mayor.

·         Lograr la confianza y cooperación del paciente desde un inicio.

La causa más común de la pérdida de las capacidades funcionales en la persona mayor es la inactividad o inmovilidad.

Diversos factores pueden desencadenar el deterioramiento físico en una persona mayor:

·         Una enfermedad que le deje en cama por días

·         Quemaduras

·         Fractura de cadera (u otras)

·         Accidente vascular periférico

La funcionabilidad de los adultos mayores se desfavorece debido a los percances de salud que se presentan con el tiempo, logrando reducir su movilidad, hasta impedirle movilizarse. El abuelo puede retomar sus actividades luego de que la enfermedad haya sanado, sin embrago, los traumas psicológicos y físicos que dejo la vivencia del malestar, logran afectar la restitución de sus capacidades utilizadas para tener una vida agradable.

La falta de espacios adecuados para la movilización del adulto mayor como: poca iluminación, falta de barandales y ramplas de acceso, aislamiento social y ambiental, pueden incrementar sustancialmente su deterioro debido a que no puede estimular sus capacidades a través de la actividad física y psicológica.

La falta de disposición y el rechazo hacía la actividad física, impactan de manera profunda en el proceso de evolución.

No realizar estimulación física, puede traer consigo una inmovilización crónica la cual es el resultado de problemas médicos mal tratados o no manejados como son: Parkinson, Cáncer, Artritis, ACV (Accidente cerebro vascular), amputaciones entre otros.

 

Dato Interesante

Algunos estudios realizados demuestran que los adultos mayores en buenas condiciones físicas, son capaces de responder físicamente en diversas actividades, mejor que personas más jóvenes, por esta razón es imprescindible la actividad física y la estimulación cognitiva, ocupacional, de lenguaje, multisensorial, que reactiven sus capacidades.

La actividad física es considerada modalidad de rehabilitación primaria en el caso de las personas adultos mayores.

La relación entre salud vital e inactividad física en los adultos mayores se traza en que el envejecimiento y su proceso evolutivo causa consecuencias similares al sedentarismo con el que se ha vivido por años, además, de los efectos propios de las enfermedades que vienen con los años.   

Por otra parte, hay entender la diferencia entre la declinación fisiológica y la pérdida de funciones vitales. ¿Es la incapacidad de una anciana de 85 años de subir escalones debido a debilidad muscular, dolor articular, problemas cardiacos, falta de equilibrio, problemas sensoriales o una vida sedentaria?”

Tener presente el daño que produce el sedentarismo, es de gran importancia cuando se valora la necesidad de brindar rehabilitación a un abuelo.

Los resultados de tener una vida en sintonía con la actividad física, son tangibles en la tercera edad en cuanto a un mejor desarrollo intelectual y psicomotor, lo que posibilita más vitalidad en su autoestima, relaciones sociales, imagen física y disminuye considerablemente niveles de estrés, ansiedad y depresión.

“La rehabilitación Geriátrica es el mecanismo efectivo para compensar dentro de lo posible las consecuencias de la falta de actividad”

Tradicionalmente la ejercitación asistida terapéuticamente no tiene ningún tipo de contraindicación, por el contrario, son beneficiosos incluso en pacientes que presentan deficiencias cardíacas como enfermedad vascular periférica e insuficiencia coronaria.

Artículo base: http://www.terapia-fisica.com/rehabilitacion-del-adulto-mayor/

Otros artículos de interés: https://www.ancestros.com.co/la-llegada-de-la-vejez-acompanada-del-alzheimer/

Deja un comentario

Cerrar menú