¿Por qué es bueno pensar en la rehabilitación geriátrica?

La rehabilitación geriátrica es el mecanismo efectivo para compensar en mayor medida las consecuencias de la falta de actividad física. Por ello, encontramos en la fisioterapia geriátrica la estimulación a partir de técnicas especializadas de fisioterapia para adultos mayores. Así, es que en este proceso se puede analizar el retroceso de la edad que puede traer consigo diagnósticos de enfermedades. Dichas enfermedades están ligadas con el deterioro de capacidades funcionales.

Los adultos mayores presentan gran parte de deterioros en su capacidad física y cognitiva con el paso de los años. Estas patologías son propias del envejecimiento y debilitamiento físico. Además, en estas características, se debe trabajar de la mano de un equipo especializado y profesional de terapeutas y médicos. Son los médicos quienes conforman y establecen los cronogramas de ejercicio más eficaces para nuestros adultos mayores. La finalidad de una correcta estimulación física se encuentra en proporcionarle bases de prevención, mantenimiento o correctivas al adulto mayor. Es por ello que el enfoque de la rehabilitación geriátrica prevalece la independencia funcional de ellos. Además, se pretende lograr una mejor calidad de vida con un bienestar óptimo.

En Ancestros, somos concientes de que se deben tener principios básicos de rehabilitación para el adulto mayor, independientemente de su proceso médico. Esto se debe a que son una medida universal para la tercera edad. A continuación hablaremos sobre unos algunos de esos principios:

Principios básicos de rehabilitación geriátrica:

Debemos tener en cuenta que la causa principal de la pérdida de las capacidades funcionales en el adulto mayor es la inactividad. Por ello, podemos hablar de un dato de interés científico en el cual se puede mantener la calma. En este dato, hay estudios realizados que demuestran que los adultos mayores en buenas condiciones físicas, son capaces de responder mejor físicamente en diversas actividades. Además (y es de sorprender), se puede notar que pueden responder mejor que personas más jóvenes. Por consiguiente, es vital la contínua actividad física. Sin embargo, esto debe estar ligado a la estimulación cognitiva, ocupacional, de lenguaje y la estimulación multisensorial. Todo ello para que reactiven sus capacidades.