La soledad y el Alzheimer

El Alzheimer es la demencia más común en el mundo. Se espera que para 2050 solamente en Estados Unidos, la población que padezca esta enfermedad supere los 14 millones de personas. Uno de los marcadores que indica la presencia de esta enfermedad es la acumulación de proteínas amiloides en el cerebro, que son las causantes de las placas distintivas de este trastorno.

soledad-en-adultos-mayores

En un estudio publicado en 2010 se logró comprobar que las personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer tienden un mayor riesgo de sufrir depresión, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. Pero recientemente se ha visto que la soledad es uno de los factores determinantes para el desarrollo de este tipo particular de demencia.

Se logró demostrar mediante este estudio que los adultos mayores que mostraran características de personas solitarias tenían 7,5 veces más de probabilidad de desarrollar las placas de proteína amiloide. Se estableció que más allá de la condición genética, la necesidad de relacionarse y mantenerse socialmente activos era determinante en el padecimiento de la enfermedad, puesto que las placas por si mismas solo son un indicador del padecimiento de la enfermedad.

Es importante recordar que más allá de necesitar compañía, las personas mayores requieren mantenerse desarrollando actividades que les permitan integrarse, mantener sus habilidades propias en constante uso, conversar y sentirse en un entorno que no los haga sentirse excluidos por su edad u otra condición propias de su momento de vida.

No hay comentarios

Agregar comentario